Mes: julio 2014

Educar en tiempos inciertos, M. Fernández Enguita

9788471124692_04_mPasó el tiempo en que los fines individuales y colectivos de la educación, desde la perspectiva del alumno o del profesor, estaban claros o podían darse por sentados. La pluralidad de objetivos de los sectores implicados, la rápida sucesión de las reformas institucionales, las incertidumbres respecto del cometido profesional – por no hablar ya de la diversidad individual y colectiva – las crecientes demandas de libertad y experimentación, la multiculturalidad sobrevenida o la globalización rampante dibujan un nuevo escenario a la vez atractivo y amenazador, pleno de oportunidades pero trufado de riesgos. El cambio social sobrepasa el ritmo del cambio escolar; el valor del trabajo se tambalea en la sociedad del conocimiento; el derecho a la ciudadanía se ve abocado a un inevitable forcejeo con los límites del Estado-nación; familia y escuela no consiguen hallar el camino del diálogo; los criterios sociales de igualdad y justicia encuentran difícil acomodo en la escuela; las organizaciones escolares chirrían ante las turbulencias de su entorno; la profesión docente se debate en busca de una identidad satisfactoria. Esta obra propone examinar con distancia, pero con profundidad, los procesos de cambio en que se hallan inmersas la institución escolar y la profesión docente para, así, devolver a ambas el papel activo que antes tuvieran en el desarrollo social.

Anuncios

Música, Mente y Cerebro: ¿Eres una persona musical?

descarga (2)¿Qué hace que una persona se pueda considerar musical y en qué grado? ¿Lamusicalidad y el ser musical son características con las que se nace, o más bien uno se hace musical mediante la formación y la educación ? ¿Cómo son nuestros hábitos de escucha?, ¿Cuál es el grado de entusiasmo personal o cuales son las conexión emocionales que influyen en nuestras habilidades musicales?

CUESTIONARIO GOLDSMITHS

Estas son algunas de las preguntas de una encuesta que está realizando la BBC Radio 3 en íntima colaboración con el Grupo de Investigación Música, Mente y Cerebro integrado en Goldsmiths de la Universidad de Londres para evaluar la capacidad musical de los estudiantes británicos.

Se trata de una prueba on-line para conocer capacidades musicales tales como la categorización de los diferentes estilos musicales o la capacidad de memorizar canciones. El equipo tiene la esperanza de establecer los factores más importantes que influyen en el desarrollo de las habilidades musicales y así sistematizar científicamente esta importante característica del ser humano.

Daniel Müllensiefen, jefe del equipo de Goldsmiths resume los objetivos del Grupo de Investigación Música, Mente y Cerebro diciendo:

‘‘Estamos interesados en conocer las diferentes maneras por las cuales la gente puede ser musical, incluso sin poner un pie dentro de una escuela de música”

(más…)

La clase (Entre les murs)

El abandono escolar, la falta de educación, la inmigración o la necesidad de estimular a los alumnos son algunos de los temas que plantea la película francesa ‘La clase’ cuyo título original es Entre les murs. El hilo conductor es un joven profesor de lengua francesa que imparte clases en un instituto multiétnico de un barrio marginal de París.

Evaluar para conocer, examinar para excluir, de J.M. Álvarez Méndez

9788471124623_04_mCon frecuencia se dice que en la escuela se evalúa mucho. En contra de esta afirmación, conviene aclarar que en ella realmente se
examina mucho, pero se evalúa muy poco. La razón de tal premisa es que de la evaluación siempre aprendemos, evaluamos porque queremos conocer; sin embargo con el examen, normalmente confirmamos saberes o ignorancias, pero profesores y alumnos aprendemos poco. Ejercida como actividad al servicio del conocimiento, la evaluación está llamada a desempeñar una función formativa importante en los procesos de aprendizaje. Pero si se limita al examen, aquel ejercicio de aprendizaje se transforma en un instrumento de distribución, que en muchos casos acaba en exclusión. La preocupación por la acción éticamente comprometida de la evaluación, más que por el afán por la objetividad, será la garantía de que actuará siempre al servicio de quienes aprenden: del profesor para seguir mejorando en su quehacer docente; del alumno en su necesidad de asegurar el aprendizaje que le abre las puertas para la inclusión y la participación en los bienes culturales y científicos. Debemos descartar la idea de que la escuela es un órgano social de control, y trabajar convencidos de que su tarea se debe centrar en la promoción del conocimiento y de las personas que en ella conviven.