Mes: agosto 2014

La escuela mixta, lejos de educar para vivir la igualdad

descarga“No rehuir la educación afectivo-sexual ante los conflictos en los que alguien dice ‘basta, esto no me gusta’; trabajar el valor de cuidar a las personas; visibilizar a las mujeres y los hitos sociales del feminismo en todas las áreas de conocimiento; transmitir los saberes femeninos y, en definitiva, educar a las personas de manera integral”. Anna Blasco, jefa de estudios de la escuela Barrufet, se esfuerza en concretar qué hace de este centro de primaria una preciada rareza del sistema educativo. “La coeducación es la infusión que da color a la escuela. Aunque no la llamáramos coeducativa, desde el inicio ha sido una escuela de niños y niñas en sentido pleno, con todo lo que significa más allá de ponerlos juntos”, puntualiza la veterana profesora.

Situada en el barrio barcelonés de Sants, la Barrufet es una de las minoritarias escuelas donde el profesorado asume el reto diario de ir descargando al alumnado de la mochila de desigualdades y limitaciones con la que llega por el hecho de ser construido como niño o, por oposición, como niña. Lo persigue a través de una práctica docente en la que currículo académico y crecimiento personal son dos ejes inseparables, entrelazados por la convicción de que la escuela tiene la capacidad de agrietar los patrones de género hegemónicos.

Así, lejos de ser anecdótico, encontrarse con la clase de los gatos y las gatas o la de los cocineros y las cocineras es una decisión del todo consciente, inscrita en la acción global de la escuela para dar presencia a las niñas y revalorar el mundo asociado a la feminidad. “Hacer de la forma masculina de la lengua el genérico pasa por negar la identidad a las niñas y chicas, cosa que responde a un proceso histórico de menosprecio hacia la mitad de la población”, denuncia Mirta Lojo, doctora en Ciencias de la Educación y coautora de la guía de coeducación para centros educativos de la Generalitat de Catalunya. Sin tapujos, usar un lenguaje que visibilice a las mujeres es una opción política del profesorado, como lo son cada una de las sutiles múltiples piezas que conforman una práctica coeducativa. Por ejemplo, generar un espacio para compartir sentimientos durante la lección de lengua castellana. (más…)

Como una novela, Dainel Pennac

descarga (2)Esta obra insólita, un auténtico estímulo para la lectura, ha sido uno de los grandes fenómenos de la edición francesa reciente. Pennac, profesor de literatura en un instituto, se propone una tarea tan simple como necesaria en nuestros días: que el adolescente pierda el miedo a la lectura, que lea por placer, que se embarqu e en un libro como en una aventura personal y libremente elegida. Todo el,lo escrito como un monólogo desenfadado, de una alegría y entusiasmo contagiosos: “En realidad, no es un libro de reflexión sobre la lectura -dice el autor-, sino una tentativa de reconciliación con el libro”.Este antimanual de literatura concluye con un decálogo no de los deberes, sino de los derechos imprescindibles del lectir (derecho a no terminar un libro, a releer, etc., incluso a no leer). (más…)

Transprose: poniendo banda sonora a un libro

650_1000_thesispicwebsite-e1366867762896-712x260¿Cómo suena la historia de un libro? Transprose dice saberlo. Este proyecto del músico y programador

Hannah Davis, afincado en Nueva York se sostiene en una base de datos de palabras de la National Research Council Canada (NRC), la cual recoge 14.000 palabras relacionadas con diferentes emociones y sentimientos (miedo, alegría, tristeza, preocupación … así hasta ocho más los sentimientos positivo y negativo).

(más…)